MONUMENTO AL COFRADE

Obra del escultor D. Manuel Arcón

La escultura, un vaciado en bronce, es obra del escultor Manuel Arcón, presente ya en algunas calles de la ciudad. Un hombre adulto da la mano a un niño. Ambos, vestidos de cofrades, se dirigen con sus instrumentos hacia la iglesia para sumarse a la procesión de una cofradía. La altura máxima del conjunto es de 1,80 m . El frente es de 1,10  m. y 70 cm . su profundidad. Esas dos edades representan la continuidad, la herencia, el testigo que se transmite de una generación a las siguientes. El atuendo de las dos figuras, no pertenecen a una cofradía en concreto. Es así, a propósito para que todas las Cofradías Hermandades y Congregaciones pueden verse representadas.

Antes de comenzar la procesión del  Pregón de la Semana Santa de 2009, la Asociación pudo ver un sueño cumplido. La inauguración de la nueva escultura para Zaragoza dedicada a todos los cofrades de la Semana Santa.

Costoso trabajo pero muy gratificante. Desde el primer diseño por parte de D. Manuel Arcón hasta la realización de los moldes en cera y escayola para pasar a fundir en bronce. Retoques, cambios, tamaños... al final, al gusto de todos, la Semana Santa de Zaragoza posee ya su propio monumento al cofrade. Dedicado a todos los que han participado y participan en sus procesiones, en sus cofradias, en la vida diaria de la Semana Santa.

©Todos los derechos reservados

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now